.

.

12.1.08

FERNANDO PESSOA (Biografia)




«Si después de yo morir quisieran escribir mi biografía no hay nada más sencillo. Tiene sólo dos fechas la de mi nacimiento y la de mi muerte. Entre una y otra todos los días son míos.»

Alberto Caeiro (heterónimo de Fernando Pessoa)
Fernando Antonio Nogueira Pessoa nació en Lisboa el 13 de junio de 1888. Perdió a su padre a los cinco años de edad víctima de la tuberculosis y su madre volvió a casarse con el cónsul portugués en Durban, Sudáfrica, donde Pessoa recibe una educación británica, hecho que tuvo bastante importancia durante su juventud, pues sus primeros textos, traducciones y estudios los hizo en inglés. Lee a Shakespeare, Edgar Allan Poe, John Milton, Lord Byron, John Keats, Percy Shelley y Alfred Tennyson, entre otros.
En 1903 se presenta a las pruebas de ingreso para la Universidad del Cabo de Buena Esperanza y a pesar de no obtener muy buenas calificaciones, obtiene la mejor entre 899 candidatos en el ensayo de estilo inglés. Gracias a esto, recibe el Premio Reina Victoria (Queen Victoria Memorial Prize). Escribe poesía y prosa en inglés, surgen los heterónimos Charles Robert Anon y H. M. F. Lecher y publica en el periódico del Liceo un ensayo crítico intitulado Macaulay. Finalmente termina sus estudios en Sudáfrica tras realizar en la universidad el Intermediate Examination in Arts.
En 1905 regresa definitivamente a la capital portuguesa dejando a su familia en Durban y consigue trabajar como correspondiente de comercio en Lisboa gracias a sus conocimientos de inglés, además de traducir trabajos de poetas ingleses como El Cuervo y Annabel Lee de Egar Allan Poe. Un año después se matricula en el curso superior de letras, actual Facultad de Letras de la Universidad de Lisboa, que abandona luego de una huelga estudiantil sin haber terminado el primer año. Es en esta época donde entra en contacto con importantes escritores de la literatura portuguesa como Cesário Verde y se convierte en un constante divulgador de la lengua portuguesa: “mi patria es la lengua portuguesa” Bernardo Soares, otro de sus tantos heterónimos.
Luego del fallecimiento de su abuela, Pessoa recibe una pequeña herencia con la que decide montar una pequeña imprenta bajo el nombre Empresa Íbis –Tipografía Editora- Oficinas a Vapor que quiebra rápidamente. A partir de 1908 trabajará durante toda su vida como traductor de correspondencia comercial e inicia su actividad de ensayista y crítico literario con la publicación, en 1912 en la revista A Águia, sus estudios sobre poesía portuguesa, allí nacen sus heterónimos. En febrero de 1914, la revista A Renascença publica sus poemas por primera vez. En marzo de ese año escribe la Ode Triunfal. En 1915, aparece el primer número de la revista Orpheu, que ganaría renombre por nuclear a los artistas más avanzados de la época. En 1917, la revista Portugal Futurista publica Ultimátum de Álvaro de Campos (uno de sus heterónimos), manifiesto sensacionalista. En 1918, Pessoa publica los folletos de poesía inglesa Antinous y 35 Sonnets, y en 1921 English Poems I-II y English Poems III-IV. En 1922, aparece Contemporánea, revista de la cual será asiduo colaborador, y en octubre de 1924, el primer número de Athena, en cuya dirección participó. En 1927, el tercer número de Presença publica el estudio de José Régio, Da Geraçao Modernista, primera manifestación crítica de la nueva generación favorable a la obra de Pessoa, quien comienza a colaborar regularmente en esta revista. Además, incia para ella la compilación de las Obras Completas de Sá-Carneiro, que se había suicidado en París. En 1928 publica el folleto Interregno, apología irónica de la dictadura militar. Más tarde, hacia 1934, e influido por la admiración de los jóvenes, Pessoa comienza a pensar seriamente en ordenar sus papeles para publicar su obra. Así, el 31 de diciembre de ese año, sale de imprenta su libro Mensagem, el único en portugués que publicaría en vida y que obtiene el segundo premio (!) en un concurso literario de carácter patriótico.
Minado por el alcohol Pessoa es internado el 28 de noviembre de 1935, con un cólico hepático, en el Hospital de San Luis, en Lisboa, donde muere dos días después a los 47 años de edad. No dejó descendientes, bienes ni testamento. No se casó; nunca tuvo casa propia ni diploma alguno. No tuvo filiación política o religiosa. Su certificado de defunción dice “escritor”, vocación a la que se dedicó de manera radical y excluyente. El redescubrimiento actual de Pessoa semeja al de Franz Kafka en los años cincuenta. Ambos dejaron una vasta obra inédita que se conoció en forma póstuma. Sólo en 1942, y bajo la dirección de Luiz de Montalvor y Joao Gaspar Simoes, se inicia la edición de sus Obras Completas.Pessoa fue uno de los mayores creadores de heterónimos por excelencia, esa fue su principal característica y el principal interés de su personalidad. Algunos críticos se preguntan sin Pessoa realmente habría revelado su verdadero yo, o si en realidad no habría sido todo producto de su vasta creación. En su poema “Navegar é Preciso” dice «vivir no es necesario, lo que es necesario es crear». Ese enigma es el que motiva buena parte de las investigaciones de su obra.
Fernando Pessoa es sin duda alguna el poeta portugués más importante del siglo XX. Octavio Paz, poeta y Nobel mexicano de Literatura dijo: «los poetas no tienen biografía; su obra es una biografía» y en el caso de Pessoa «nada en su vida es sorprendente, nada excepto sus poemas». Y el crítico literario estadounidense Harold Bloom lo consideró el poeta más representativo del siglo XX junto al chileno Pablo Neruda.