.

.

12.5.08

MUDANZA


A Carmen

A la orquídea
le han cambiado su sitio
y no logra
encontrar la dicha a contraluz.
También de soledad arden corolas.
Algo muere en cada fruto
cuando le quitan su lugar:
deja un anillo de nostalgia en la loseta.
Y aunque el chorro de agua
anime la tarde
no puede borrar las horas
del espacio que ocupaba.
¿Y qué hacer con el ciego gusano
que de pronto perdió su reino?

No hay comentarios:

Publicar un comentario